Hola amigos, para hacer esta receta ¡necesitamos quitar ingredientes!

Sí, esta vez,  en vez de añadir quitaremos lo siguiente:
2 Tazas de resentimiento y 2 Tazas de venganza mezclada con mal de ojo
2 Tazas de coraje
1 1/2 Tazas de tristeza
3/4 de soledad, (ya que 1/4 lo necesitaremos para charlar con nosotros mismos)
3 Tazas de envidia (aunque sea de la buena, no hagan trampa)
1 Corazón desolado y 4 higaditos biliosos 
3 cucharaditas de amargura
1 Bowl extra grande de palabrotas y malos pensamientos hacia el prójimo (si no consiguen alguno de éstos, pueden cambiarlos por chismes)

Todos estos ingredientes, debemos cocinarlos a fuego rápido,  arriba de los 1800° centígrados por 5 minutos, hasta chamuscarlos completamente y ¡Listo! Nuestra receta está preparada y el mundo será mejor si salimos sin todo esto a cuestas. Yo la he realizado con cierta constancia y la verdad es que ha gustado mucho entre familiares y amigos. 
Además, la receta es rapidísima, puede variar según la personalidad de cada quien y podemos quitar ¡más porciones de las sugeridas!

Estimados lectores, espero que la receta haya sido de su agrado y el plato les resulte tan sabroso que su familia les pida repetirlo por lo menos dos o tres veces por semana, ¡verán que divertido resulta!

Gracias, practíquenla y les prometo que esta receta será de sus favoritas, nos vemos a la próxima.

¡Salgamos a comernos el mundo, como este amiguito hambriento! pero eso sí, con un poco menos de sazón, en este caso solamente.
Por cierto, se aconseja particularmente en casos de gastritis, colitis, diabetes, depresión, ansiedad, nerviosismo, estrés y otras enfermedades afines.
En cualquier caso, es recomendable para toda la familia y no aplica restricciones.
Anuncios