Mis días habían terminado, yo moría a cada minuto por que me faltabas tú, sin embargo el cruel destino que nos alejó, hoy fue muy benévolo. Pese a las circunstancias y sin que nadie lo sospechara, hoy, me obsequió tú sonrisa y dentro de ella estaba tu corazón. La vida regresó a mí…

De ahora en adelante se que todo estará bien.©

Tú con tus alas de ángel y mi gorro en la cabeza tomando al mundo con tus manos©

Dibujo tomado del Diario de la Mariposa©

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s