Mis estimad@s amig@s y visitantes, hoy de nuevo comentando acerca de tan fantástico libro, que bien merece la pena por las propuestas que la autora nos hace en su tan extenso volumen.

Recordemos que la idea inicial es la de la Mujer Salvaje, la que se encuentra a ella misma con todo su potencial y sale al mundo; e incluso vive ciertos procesos parecidos a los de la “iniciación” como se hacía y se continúa haciendo en tribus y culturas ancestrales y de hecho, aunque de manera a veces distinta, en las culturas modernas y contemoráneas. La mujer que nos plantea la Doctora Estés, es aquella que sabe y quiere conocer o aprender más sobre su psique; además la autora, nos dice que es necesario observar nuestor interior, para descubrir lo que nos permitirá ser libres en todo lo que la palabra significa.

Conocer es saber, y saber, es actuar en consecuencia.

Otro punto interesante es el que habla de los cuentos de hadas, o de textos que una escribe por el motivo que sea; y en el que la pareja de la mujer, se muestra como un animal que generalmente es un lobo. Según Estés, el personaje del lobo para la psique, significa el no darse cuenta de que nuestros deseos más íntimos pareciera que nos son ajenos, por haber incongruencia en nuestra manera de actuar; y como ejemplo nos habla de las mujeres que quieren por encima de todo “una relación” y al final terminan saboteándose. El depredador actúa y  todo termina por no concretarse o simplemente se derrumba. Lo que deseábamos con tantas ganas jamás llegará. El lobo, también significa alguien externo que nos causará daño; el arquetipo del astuto, del carnicero, del nocivo, que puede no ser otro, como repito, que nosotras mismas… El lobo puede también aparecer en sueños o con otras formas que tendrán que ver con lo oscuro.

Luego viene el dolor de darnos cuenta de nuestra verdad. Sin embargo, ese darse cuenta, es el que inicia el proceso de sanción, a través de nuevas decisiones congruentes con nuestra realidad.

La obra de Carissa esta llena de ideas sobre el arquetipo en nuestra psique femenina y humana. Símbolos que representan las cosas, situaciones o personas que nos han dañado durante nuestra vida; y a la vez, representaciones de lo que nos puede sacar de la muerte espiritual y psíquica en la que muchas veces nos hallamos. Nos muestra herramientas que ya poseemos como la intuición, seguir nuestros instintos y la contemplación o meditar, entre otras, para salir adelante a través de nuestra sabiduría interior y ancestral. Nos habla de las amenazas disfrazadas de un depredador con muchos apelativos: familia, religión, cultura, complejos, parejas violentas… Todo ello muy difícil de entender como tal, ya que en principio deberían ser el origen de lo que tendría que protegernos, amarnos, cuidarnos y orientarnos, cuando en  desgraciadas ocasiones son los asesinos de nuestra Mujer Salvaje.

La Mujer Salvaje es quien logra al fin, quitarle el poder a “eso” que la daña para beneficiarse a sí misma; entonces, puede sanar, puede ser plena, libre y feliz.

0170e6a1046f94e81e9da75c8cc8df056282949efd

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s