Ters Wolf, Artista Visual, Escritora y Hacedora de Neosurrealismos

Un bosque fantástico


20180518_1629512067153891.jpg

Cuando hablamos de un bosque fantástico, nuestra imaginación se dispara hacia infinidad de imágenes, sonidos, olores, colores; nos podemos imaginar toda clase de seres; alados, de tierra, de agua; animales feroces, tranquilos, seres divinos o diabólicos; fauna y flora sin límites en forma y figura. Pero el bosque del que deseo hablarles hoy, es un bosque creado por un artista llamado Thomas Dambo. Este bosque, he de comentarles, es un bosque inspirado en la realidad :/

El bosque tiene como sede, el Jardín Botánico de Chapultepec; es un bosque que el artista, recrea con plásticos. Plásticos que hemos ido esparciendo por el planeta, inundado con ellos a la Naturaleza e incluso enterrándola con ellos. Dicen que la realidad vence a la ficción, pero con acción y esperanza, deseo que en este caso, no llegue a suceder.

No hay cuestionamiento alguno respecto a lo interesante de la obra del artista, quien hizo un paisaje de ensueño, con seres al estilo -un poco me recuerda a mí, a Cascarrabias, Dragón, las Orquídeas Susurrantes, Terry, La Princesa Amanecer, Blip y eso, sí, la animación de 1969 ;D ¡Díganme si no!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El arte de Dambo, diría yo, es una buena demostración, tanto de lo malo como de lo bueno del hombre, une los dos polos: destrucción del medio ambiente por nuestra indolencia; la creación artística de este pequeño ecosistema de plástico, que nos puede llevar a considerar y a cambiar nuestra actuación sobre la Madre Tierra, y por ende sobre nosotros mismos; sinceramente, nos estamos escupiendo a la cara, al maltratar, destruir y explotar así, a la única que nos provee de lo necesario como animales biológicos; agua, alimento, oxígeno, belleza… estamos creando un infierno con el Paraíso que tuvimos durante siglos. ¿Y luego qué…?

Bueno, yo visité ese bosque y sin duda me encantó; había en él; ríos, flora, fauna, un interesante paisaje todo plástico; pero ahí encontré que un hombre, un ser humano, ciego a la tragedia, dejó un envase de plástico, en un lugar que no debía, dentro de ese bosque de plásticos. Inconsciencia dentro de lo obvio…

Quizá el Bosque del Futuro, nos pueda ayudar a construir un mundo sin tantos deshechos casi indestructibles, comprender nuestra responsabilidad en ello, y construirnos a nosotros y a nuestro entorno dentro de lo mejor que podemos hacer.

Como comentario final, el video de youtube de Cascarrabias no es para nada de mi autoría, solo lo comparto con fines recreativos, las fotos son mías, sobre la obra titulada Future Forest, del artista Thomas Dambo.

Por ahora los dejo, mis queridos todos.

Besos de arte y literarios 😘

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s