Caín de José Saramago


Hola mis internautas, un gusto volver a saludarlos.

Cada vez que leo a Saramago, lo reconozco como uno más de mis autores favoritos. El libro del que hoy le hablo es sobre el personaje legendario, bíblico, hijo de nuestros primeros padres: Adán y Eva, asesino de su hermano Abel y quien por este crimen, ha sido odiado por Dios y por los hombres hasta el día de hoy. Su nombre fue Caín.

La historia me recuerda sin duda a la de Barrabás, del autor Pär Lagerkvist, que ya he comentado en este mismo Blog.

¿Pero qué pasa cuando un autor como José Saramago, le da voz a tan repudiado ser?

Caín, habla a través de este libro. Nos conmueve y nos convence del Dios que él conoce, con el que ha hablado, al que ha visto actuar con toda su furia y su justicia; nos hace ver los motivos del homicidio que comete y nos muestra a otro probable culpable o corresponsable de tan atroz asesinato. Nos muestra con acciones la Verdad que él descubre cada día con hechos irrefutables, desde que fue desterrado del Paraíso; por otro lado, Caín le deja ver a su Creador tan terrible, triste e injusta Verdad, por la que ambos, Dios y él argumentan en favor o en contra de esa Verdad, de manera brillante.

Caín fue juzgado por Dios y por la raza humana sin que nadie, oyera sus razones, lo que lo motivó a matar a su hermano. Siempre otros hablaron por él. En la actualidad tal cosa sería vista como una injusticia. Si lo escuchamos hablar a través de la voz que le dio el escritor, quizá le concedamos la razón, o quizá cambie por completo nuestra idea al respecto de él, de su crimen y de Dios…

20180115_173603 (1).jpg

Les comento que el final no me encantó, pienso que yo tenía más expectativas del libro, sin embargo me parece que ése, era el único final posible, si no queríamos tener un libro interminable.

La verdad es que el libro se disfruta y se puede leer de una sentada, ya que tan sólo cuenta con ciento ochenta y nueve páginas con argumentos y pasajes en verdad muy interesantes y memorables; pero yo lo estaba disfrutando tanto, que decidí ir postergando su lectura y me tardé como una semana en acabarlo.

Por supuesto que el libro se los recomiendo. Mi edición es «De Bolsillo».

Ok, pues con esta breve reseña me despido, dejándoles como siempre besos literarios y de arte.

20180116_122910 (1)