Algo más, Ters Wolf, Artista Visual, Escritora y Hacedora de Neosurrealismos

Heidi, Dersu Uzala y Carl Sagan :O


Hola mis queridos internautas,

Pues hoy les compartiré mi opinión sobre estos personajes. Suena raro, pero tienen mucho en común.

Pues sí, Heidi, es la pequeña niña de las praderas que muchos recordamos por la serie en caricatura y Derzu Uzala, fue un personaje real; uno de los últimos cazadores mongol y nómada de China.

Hablemos primero de Dersu Uzala. Este fue el título de una película realizada por Kurosawa en 1975, basada en una historia real del escritor Vladímir Arséniev. La trama va sobre el viaje del escritor mismo, quien narra su vivencias por la parte oriental de Rusia, sobre el río Ussuri, donde conoce a nuestro protagonista; un cazador nómada y animista de la tribu Hezhnen de China, quien le ayuda a sobrevivir en las rudas condiciones de esa zona en los principios de 1900.

Por otra parte, Heidi es un anime japonés de 1974, basada en la historia de la escritora suiza Johanna Spyri. La trama es sobre una niña de 5 años huérfana de padre y madre, quien luego es llevada con su abuelo para que él la cuide pues su tía ya no puede responsabilizarse de ella, porque le ofrecen un trabajo en Frankfort, al que no la puede llevar.

Lo que me causó curiosidad y por ello el tema del blog, fue que de los primeros dos personajes se inspiraron los japoneses para hacer sus producciones, ambas historias, Heidi y Dersu Uzala hablan del valor de la naturaleza y el poder que ella tiene en la vida del hombre opuesto a las nuevas ciudades que se construían ya como tal; poblados con tuberías, edificios, cemento; los inicios de las ciudades actuales. Las dos fueron historias en los que tanto Heidi como Dersu, amaban la vida en su forma más esencial, más sencilla y natural; entre los árboles, los arroyos, los cielos, las montañas; todo lo que la Madre Tierra nos regala, y comportándose de igual a igual con ella, así que al ir a la ciudad, cada quien por motivos distintos, no soportó la vida en las ciudades. Al final, sólo fueron plenos y felices cuando regresaron al entorno que los acogió durante su vida. Los años de realización fueron 1974 y 1975 respectivamente.

Carl Sagan, quien fue un científico y astrónomo muy importante del Siglo XX, amó también de manera muy profunda al conocimiento y a la naturaleza. La serie «Cosmos» de la cual es también protagonista, está muy enfocada a descubrir lo que el cielo y la tierra nos ofrecen y a la filosofía de los griegos respecto a, entre otro temas. En el capítulo 4, Cielo e Infierno, Sagan ya nos habla de un próximo efecto invernadero, de una contaminación terrible, y dijo que si no nos hacíamos cargo de las emisiones, de crear una industria ecológica, del desarrollo de los países más pobres y todo eso, en el siglo XXI estaríamos viviendo las consecuencias, tal y como es por el momento…

Hoy día que sufrimos cambios climáticos, contaminación a niveles jamás vistos, reflexiono y pienso que quizá volver a mirar series como Heidi, películas del estilo de Dersu Uzala, o los grandes documentales de Carl Sagan, en las que hay un gran respeto por la Madre Tierra y hay ciencia y filosofías muy profundas, en donde cada ser posee la magnificencia de la consciencia creadora; tal vez así nos inspiraríamos un poco a reconectarnos con Nuestra Primera Madre. Puede que ello nos lleve a una nueva era de convivencia tanto con las ciudades como con la naturaleza, pues ambas no tienen por qué estar peleadas y todos como humanidad saldríamos ganando. Tal vez me vea ingenua, pero yo creo que un mundo así, es posible.

No hablo más, pues a Heidi seguramente la mayoría la ha visto en algún momento de sus vidas; es mu probable que también hayan visto tan magnífica producción de Akira Kurosawa, lo mismo que «Cosmos» de Carl Sagan -hoy continuada por Neil deGrasse Tyson-. Aunque ya murieron los creadores de las series, nos dejaron un gran legado de conocimiento, reflexión y sabiduría. Las tres producciones las pueden ver de manera completa y gratuita por youtube.

Sin más, hagamos de éste, un mundo mejor y de paso, nutramos nuestra mente, cuerpo y espíritu con entretenimiento de muy alta calidad 😀 Besos Literarios y de Arte