Hablar de los vientos significa hablar del movimiento, ese movimiento es a su vez, parte de de todo lo que vive y cada uno de nosotros posee las dos cualidades.

     Como el viento, tenemos un hálito vital, ¿Quién diría que un soplido  no es una forma de la brisa?

     En lo que se refiere al movimiento, para todos es evidente que él, es característica fundamental de los seres vivos, incluso a las plantas, si les acercamos fuego,  se mueven por sí mismas,  casi imperceptiblemente para no ser su presa.

     En fin, hablar de los vientos, significa hablar de nosotros, que somos aire y movimiento, lo que pienso es que ¡Seguimos siendo naturaleza!

     ¿Entonces porqué la descuidamos?   ¿Porqué mejor no volar a través de ella con nuestras mentes y corazones, porqué no a través del aire sobrepasamos nuestros propios deseos, para ser  lo que en verdad somos?…   

     ¿Y qué somos?  ¡Seres de viento llenos de un hálito divino, somos la naturaleza misma en todo su esplendor!

Anuncios

Un comentario en “Los vientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s